Asma

Asma: una enfermedad de niños que reaparece en adultos

El asma es una enfermedad crónica caracterizada por ataques recurrentes de falta de aire y chiflidos en el pecho, cuya gravedad y frecuencia varían de una persona a otra. Según la OMS afecta a unos 235 millones de personas en el mundo y en “el consultorio vemos con frecuencia que reaparece en aquellos adultos que tuvieron asma durante su infancia”, indica el especialista en Neumonología de la Clínica Privada del Carmen, Federico Sarrazín, MP 551070, MN 158233. El asma no se cura, pero con un diagnóstico, el tratamiento adecuado y la educación de paciente se puede controlar la enfermedad. Para el diagnóstico se evalúan los síntomas del paciente y realiza una espirometría durante la consulta. Este estudio es fundamental para detectar enfermedades como el asma y el EPOC. También es útil en el seguimiento de las secuelas de enfermedades respiratorias crónicas, dice el Dr. Sarrazin. Los síntomas pueden aparecer varias veces al día o a la semana. En algunos pacientes empeoran con la actividad física o por la noche. Por eso hay que tener en cuenta estos signos de alarma: falta de aire en la actividad cotidiana; falta de aire al hacer ejercicios que antes realizaba sin molestias; chiflidos en el pecho; tos al acostarse; despertares nocturnos por falta de aire; y molestias en el pecho ante estímulos como el frío, nervios, alérgenos, olores fuertes, productos de limpieza, químicos usados en el trabajo. “Usualmente vemos que hay muchos pacientes que se exponen a olores fuertes en su trabajo” enfatiza el Neumonólogo. Si no se identifican y se evitan los desencadenantes de la bronco constricción, pueden producirse ataques de asma, disnea, o incluso la muerte. Por eso es muy importante estar atentos a estos síntomas y consultar a los médicos especialistas Federico Sarrazín, Neumonólogo, y Matías Bottelli, Neumonólogo Infantil.